miércoles, 22 de agosto de 2012

Llegó el momento de criticar a la gente

Resistí porque el protocolo no me permitía descargar mis frustraciones tan pronto en este hermoso blog, pero ha llegado el momento (perdónenme, por favor).

Resulta que mi jefe se cree la gran cosa, que solo compra ropa de marca, que come en los mejores restaurantes, etc. etc. Hace poco se fue de comisión una semana con mi querido noviecito, y el muy cochino se quedó sin saldo los primeros días, así que al muy tacañocorrienteasquerosoypresumido se le hizo muy fácil recibir y hacer llamadas desde el celular de mi amado, cosa que odié porque ya no podía comunicarme con él. El punto es que me reventó que el tipo no haya podido hacerse una recarga o algo y explotara a mi novio. Maldita sea. Lo odio más que ayer.

Es todo. Amén.


Maldito atascado.


Saludos, los quiero.


Caray que enojada estoy.


Recordar es volver a vivir.


¿Ustedes que piensan?


Parece que hubiera sido ayer.


Y ya.

4 comentarios:

Jo dijo...

bueno, pues a veces las personas muestran el cobre
justamente por el lado donde creen que más brillan....


:S

Jo dijo...

jajaja para que sirve un blog si no tenemos siquiatra
:P


siempre quien anda ondeando banderas de "pudiente" es el que menos tiene ni dadivoso es

;)

let_i dijo...

Tú si me entiendes :) Quieres ser mi amiga? jaja saludos

..EmiLiA..* dijo...

Jajaja ah que Caray con ese Joven no se supone que tiene el varo del mundo, y tu novio caraya le hubiera dicho no tengo saldo jaja yo asi la aplico
Saludos amiga un abrazoo y ya no te enojes te hace daño